Recetas para sanar tus finanzas

Un colchon de seguridad para dormir tranquilo

Colchon seguridad
Que la imagen del post no te confunda, no se trata de dormir sobre dinero ni te voy a enseñar cómo ser rico hoy. Seguimos con las entradas sobre educación financiera, el tema que nos ocupa hoy es de vital importancia. Si es la primera vez que lo escuchas permanece atento que te voy a explicar de qué se trata. Y si ya conoces el término seguro que puedes aprender mucho con esta entrada.  Te enseñaré mi visión y porqué considero que es tan importante para tus finanzas. Vamos a ello.

 

¿Qué es el colchón de seguridad?

 

El colchón de seguridad es un término que está relacionado con el ahorro. Básicamente consiste en tener unos ahorros que te permitan vivir un tiempo determinado sin recibir ingresos de ningún tipo.

Este colchón de seguridad se suele medir en tiempo y te da la seguridad, valga la redundancia de vivir X meses sin que tu calidad de vida baje. Esto es importante, no se trata de reducir tu nivel de vida al mínimo porque no tengas ingresos, la razón de ser del colchón de seguridad es permitirte vivir la vida que vives hoy, sin recortes.

Como comprenderás las bondades de tener un colchón de seguridad son muchas y debería ser un objetivo prioritario en tus finanzas. De hecho, diría que una vez que soluciones tus problemas de la fase corriente (la fase amarilla de la pirámide) te deberías centrar en lograr esta meta.

Es una gran idea que tus ahorros se centren primero en formar un colchón de seguridad antes de atacar a fases superiores de la pirámide. Te aconsejaría que antes que te lanzaras a invertir tu colchón de seguridad esté totalmente formado, de esa forma tendrás una tranquilidad extra. Normalmente se invierte el dinero que no necesitas ni el que crees que no tendrás que necesitar si pasa un imprevisto.

 

¿Para qué sirve?

En este punto te podría dar mil razones, pero principalmente el colchón de seguridad te aporta tranquilidad. Y créeme que muchas decisiones se toman de otra forma cuando tienes un colchón de seguridad bien formado.

Vivimos en una sociedad muy cambiante y por lo general la inestabilidad laboral provoca que haya periodos en los que los ingresos se resienten. Ahí entra el juego el colchón de seguridad permitiéndote que tu vida no se vea afectada por esa bajada repentina de ingresos.

Conozco casos de personas que ni siquiera conocen este término y que en ese tipo de situaciones han tenido que tirar de tarjeta de crédito o préstamos. Una práctica totalmente peligrosa y que en mi caso me generaría un poco de ansiedad por si las cosas vienen mal dadas.

Entonces si sirve solamente cuando no tenga mis ingresos, vaya rollo ¿No?, estarás pensando que porque no lo puedo usar cuando quiera que para eso está.  Siento decirte que tienes que tener claro para qué no puedes usar el ahorro de tu colchón.

Todos los gastos que tengas habitualmente ya sean normales o extraordinarios deben de salir de tus ingresos recurrentes, no vale por ejemplo pagarse las vacaciones con el colchón de seguridad. En su lugar ahorra un poco cada mes en otra cuenta para pagarte esas vacaciones o ese capricho. El dinero del colchón es para periodos excepcionales donde no hay ingresos así que no vale hacer trampas J.

Por ello aquí es muy importante la psicología y tener la cabeza fría, saber actuar correctamente. Es un compromiso que tienes que adquirir contigo mismo y respetarlo siempre, se trata de una regla muy importante

Importe

Estarás pensando que mucho colchón de seguridad pero que todavía no he entrado en cifras, que realmente es lo que importa. Quería indicarte previamente esas pinceladas antes de entrar en analizar algunos números.

La verdad es que el importe es variable y viene determinado fundamentalmente por dos razones.

  1. Tu nivel de gastos anual: Los gastos de todo el año, comunes o extraordinarios. Todos los gastos que sean responsabilidad tuya, en caso de cargas familiares
  2. Tus posibilidades de volver a tener el nivel de ingresos previo: Como ya te indiqué acudirás al colchón en contadas ocasiones. Deberás analizar cuanto tiempo te puede costar volver a la normalidad para decidir el importe más adecuado para tu situación.

Por normal general el importe debe estar comprendido entre los 6 meses como mínimo hasta los 2 años. Aunque realmente es algo totalmente personal y que tiene que ver con tus circunstancias y tu forma de ver las cosas. Hay personas que con 6 meses se sienten seguras y otras que están más tranquilas teniendo 2 años de gastos cubiertos. Más de 2 años ya se considera un poco excesivo por normal general.

También todo esto se ve lógicamente influido por tu capacidad de ahorro. Si tu capacidad es limitada, posiblemente te cueste mucho esfuerzo formar un colchón amplio por mucho que quieras. Aquí es una buena estrategia tratar de reducir los gastos anuales para que necesites menos dinero.

Como tu nivel de gasto irá variando a lo largo de tu vida, el importe de esta partida será también variable y tendrás que vigilar que el importe sea correcto. Creo que es una buena medida revisarlo anualmente en un control de gastos anual. Ahí debes verificar si la cifra se acerca a lo que debe ser. Ese es un buen momento para definir estrategias tanto de reducción de gasto como de incrementar el ahorro para conseguir el objetivo.

 

Localización

Muy bien, una vez que sabemos qué es, que nos permite y un importe aproximado llega el momento de saber dónde tiene que estar. Y un error muy habitual que suele cometerse es usar una cuenta bancaria para todo. No se trata de tener una diversificación tan extensa como  mi pirámide financiera pero sí de tener un mínimo de cuentas para diversos usos.

Uno de esos usos es tu colchón de seguridad, por tanto el importe tiene que estar en una cuenta bancaria solo para eso. Es decir esta cuenta sólo se debe usar para eso, te evitarás líos innecesarios de entradas y salidas del dinero. Lo ideal que es que configures ese colchón poco a poco con tu ahorro pero siempre al mismo ritmo. Decide una cantidad que puedas ahorrar mensualmente y comprométete a mantener ese nivel hasta que esté totalmente formado

Teniendo claro que este importe del colchón va para una cuenta única veamos ahora hay que tipo de cuenta es más apropiado. Y en este caso, lo más apropiado es tener una cuenta remunerada, ya que ese dinero va a estar parado durante mucho tiempo. Entonces es totalmente recomendable que te paguen algo por tener ese dinero, es un error total tener este dinero en una cuenta corriente. Recuerda que las cuentas corrientes son para los gastos del día a día y no es tan importante que esté remunerada.

En mi caso personal he tenido varias cuentas para este fin y actualmente uso la cuenta 123 del Santander, pero también lo he tenido en la cuenta COINC. Aquí puedes ver el análisis que hice de esta cuenta. En cualquier caso debes buscar una cuenta que te permita servicios gratuitos a un tipo de interés aceptable. Y una recomendación personal es que si puedes, que evites tener tarjetas para esta cuenta, así te evitarás tentaciones de querer sacar dinero de la cuenta.

Una vez que tengas en la cuenta el importe deseado se acabaron hacer más aportaciones. Si tienes todas tus necesidades diarias cubiertas y el colchón formado toca pensar en otros objetivos. Posiblemente ideas de inversión, depósitos o simplemente pegarte ese capricho que siempre has querido.

Conclusiones

Pues hoy hemos visto un concepto fundamental dentro del ahorro en el que deberías de trabajar desde ya si aún no lo tienes. No es fácil formarlo y requiere de una psicología adecuada y sobre todo tener paciencia.

Al ser totalmente personalizado deberás tener siempre en cuenta tu nivel de gastos e ingresos, midiéndolos como corresponde. No te preocupes si tardas en formarlo o si tus circunstancias cambian, siempre puedes corregir sobre la marcha y tomar decisiones. Lo importante es que estés comprometido y que entiendas que es una medida recomendable que harás que vivas más tranquilo.

Estoy seguro que si ya lo has formado o si alguna vez has tenido que hacer uso de él sabrás la tranquilidad que te aporta tener ese fondo. Todos pasamos por momentos malos y tener esa ayuda económica siempre viene bien.

Ahora es tu turno, ¿conocías este término?  ¿Cuánto tiempo te cubre tu colchón?, ¿usas un producto específico? Puedes dar tu opinión sobre estas preguntas o las que se te ocurran sobre este tema abajo en los comentarios. Espero tu participación, seguro que tienes mucho que aportar.

(2) Comments

  • ruben 14:14:37 pm 14/04/2018

    Hola Javi.

    Lo conocía, y lo aplico, pero con algunos errores. Actualmente, estoy tirando de mi colchón de seguridad, que tengo creado para x meses.

    Fallo que cometo, que lo tengo en una cuenta corriente, aunque es una cuenta asociada a otra cuenta corriente, en la que no puedo sacar con tarjeta de crédito. Sólo puedo retirar dinero a través de la otra cuenta.

    He estado indagando cuentas remuneradas, pero hoy en día, ¿qué diferencia hay entre 0 y 0,01%?
    Un saludo.

    • doctorcifra 14:14:37 pm 14/04/2018

      Hola Rubén,

      Lo importante es que conozcas lo que es más recomendable, no pasa nada porque tires del colchón un cierto tiempo pero deberías reponerlo cuando puedas. Al final todo depende de circunstancias personales, de cuanto tiempo lleves trabajando, tu nivel de ahorro previo…

      La verdad es que hay pocas cuentas remuneradas interesantes hoy en día, pagan pocos intereses porque los bancos centrales prestan dinero casi gratis a los bancos. Con esta situación los bancos pagan poco por nuestro dinero, ahora la verdad se pueden aspirar cumpliendo condiciones a intereses entre en 3% y el 5% en cuentas con algunos requisitos y limitadas (Cuenta Bankinter y Cuenta 123).

      Si buscas algo sin requisitos de lo mejor que hay es COINC. Da un 0,3% y ahora hay una promo de alta donde regalan 30€. Puedes ver un análisis aquí y ver si te interesa. Analisis de COINC

      Esperemos que pronto veamos intereses superiores. Un abrazo!

Write A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

He leído y acepto la Política de Privacidad*